No entiendo de batallas no vividas

El lesbianismo como apuesta política es, vaya que si lo es, una idea preciosa. Enfrentar el sistema heteropatriarcal desde nuestros cuerpos, reivindicar el lesbianismo como apuesta política contra el opresor, politizar nuestros deseos o recuperar las aportaciones de Adrienne Rich o Monique Wittig son situaciones que a ninguna lesbiana feminista deberían molestar. Bien. Me molestan… Seguir leyendo No entiendo de batallas no vividas